Logo

México Campeón del Mundial Sub 17

(ElComercio)Por primera vez en su historia, la selección Sub 17 de México obtuvo el título mundial de la categoría al imponerse con una goleada de 3-0 a Brasil en la final del torneo disputado en el estadio Nacional de Lima ante 45 mil espectadores. Caros Vela (31′), Omar Esparza (32′) y Ever Guzmán (85′), autores de los goles, se han convertido en héroes del pueblo mexicano.

Lima (dpa) -- México alcanzó uno de los más grandes logros en su historia futbolística, al proclamarse campeón mundial Sub 17 tras vencer por 3-0 a Brasil en la final disputada en Lima.
Carlos Vela a los 31 minutos, Omar Esparza a los 33 y Ever Guzmán a los 86 marcaron los goles para un conjunto mexicano cuya coronación se justifica por lo que mostró a lo largo del torneo.
El partido, jugado ante un prácticamente colmado Estadio Nacional de Lima y con la presencia del presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, fue emotivo y con pasajes de buen fútbol, aunque Brasil estuvo por debajo de lo que se esperaba.
En una de las primeras jugadas se dio un suceso que quizás podría explicar parte del resultado: Anderson, la gran estrella de Brasil, se lesionó en una acción áspera y, aunque hizo un esfuerzo sobrehumano para recuperarse, tuvo que dejar el campo a los 16 minutos.
Brasil, tricampeón mundial de la categoría, quedó huérfano. Mauricio, que reemplazó a Anderson, estaba a años luz de la categoría del astro, y otros jugadores, como Celso o Ramón, resultaron incapaces de echarse el equipo al hombro.
México tampoco hacía las cosas bien en ese momento. Su estrella, Giovani Dos Santos, parecía sucumbir ante la marca verdeamarilla, y el partido caía en una intrascendencia total, muy lejos del gran espectáculo que se pronosticaba.
El cuadro sudamericano era un mar de imprecisiones que hacía recordar la noche en que, también sin Anderson, fue humillado por Gambia. Aún así, estuvo cerca de irse en ventaja con un tiro libre de Celso que dio en el travesaño a los 29 minutos.
Sin embargo, en la respuesta apareció por primera vez la imagen de Dos Santos. El delantero del Barcelona de España escapó de la marca, ganó el fondo por la derecha y lanzó un centro para que el Bota de Oro Vela se lanzara en una espectacular “palomita” a clavarla.
La fiesta se instalaba en la tienda mexicana y los brasileños no parecían entender lo que pasaba, cuando en la siguiente jugada, Esparza desde la derecha sacó un remate de antología, inatajable para cualquier arquero. El 2-0 parecía sentenciar temprano el partido.
Incluso, los “aztecas” tuvieron después otras ocasiones de aumentar, en especial con una jugada espectacular de Dos Santos, quien, tras abirse camino, sacó un remate arriba que Felipe logró sacar con una gran volada a los 42 minutos.
Para la segunda parte, Brasil entró con ánimos renovados y a los 49 minutos Celso estuvo cerca de descontar con un tiro libre. Pero contragolpes mexicanos que terminaron con remates de Villaluz y Esparza alertaron respecto al peligro de lanzarse en masa al ataque.
Los minutos transcurrieron sin que Brasil pudiera inquietar con propiedad, mientras México se cerraba en la defensa y limitaba sus ambiciones ofensivas a contragolpes que perdieron fuerza en la medida en que Dos Santos se quedaba sin piernas.
Cuando todo conducía al 2-0, la goleada, quizás una exageración para lo visto en el campo, llegó por una acción de Guzmán que hizo estallar la fiesta “azteca”.
El árbitro marcó el final y México inscribió su nombre en la lista de campeones mundiales.

Realizar comentario